Presión excesiva

Cuatro años de crisis y los indicadores solo aparecen con una flecha señalando ‘presione hacia abajo’ siguiendo así a los maestros de la ‘teoría del shock’ que son capaces de provocar situaciones y salir de ellas eliminando todo aquello que le molesta del sistema. El sistema son ellos y solo conocen la receta de consume, vota, y calla. Cuando la presión social explota movilizan a la policía, hasta que éstos lleguen a ser más que los promotores de las revueltas. Hace falta más cultura, más integración y unas políticas sociales que den respuesta a las necesidades ciudadanas, y desde luego lo último es más represión policial y detenciones. Un recluso, cuesta al año más que un alumno en la mejor universidad. Construir un mundo al revés no es el camino más adecuado.

Las protestas se iniciaron desde el Sur, ahora ha explotado la situación en Inglaterra, Londres ha sido una hoguera, así como Birmingham y Liverpool, es semejante a lo que años atrás ocurrió en Paris, en lo que se conoce como los barrios ‘bidomville’. El sistema hace aguas, ¿será que lleva la semilla de la desintegración social en sus genes?

¡Los presupuestos son un campo de minas¡ nos dice Zygmunt Bauman, sociólogo, premio Príncipe de Asturias 2010, y lo ocurrido en los barrios de Londres, Birmingham y Liverpool, es la consecuencia de un campo minado por la desigualdad social en que vive su población desde hace décadas. Los recortes de más del 75% de las dotaciones para programas culturales y educativos de esos barrios, realizados por la política de recortes impuestos por la crisis, ha dado como resultado estas revueltas. Esa población, según Bauman, tiene una impotencia, por la falta de consumo, que se transforma en rabia hacia los que tienen. Y los más cercanos, son los comerciantes. Ellos son los mercaderes que a diario trafican con las necesidades de sus vecinos, y esos vecinos, son en situaciones límites de provocación, sus enemigos próximos. Un dilema social envenenado. Se descarga la ira sobre el que tiene menos culpa, porque el enemigo de verdad es un sistema invisible, que se llama ‘mercado’.

Continuar leyendoPresión excesiva

RESCATES PÚBLICOS

Estamos comprobando que lo que se conoce en política económica, como la devaluación interna, traducida popularmente en austeridad,  son simplemente recortes salariales y de servicios del sector público, que a su vez reducen significativamente la demanda interna. El equilibrio presupuestario se producirá, los productos bajaran de precio, pero el coste humano es muy fuerte.

gasto-publico

Cuando a una economía muy débil, como es el caso de los países del sur de la UE, se le impone la austeridad, se corre el peligro de destruir su mecanismo de recuperación económica, porque a mayor ajuste, disminuye la demanda total, y el crecimiento se ralentiza. La Eurozona, no puede convertirse en una trampa, como ha puesto de manifiesto el profesor Lapavitsa, de la Universidad de Londres, porque si la única respuesta a la crisis, es la imposición de la austeridad, el resultado puede ser que cada día tengamos más radicalidad. Los ciudadanos se han visto convertidos de la noche a la mañana, en deudores, de unas cuentas de resultados que no han controlado, que no son transparentes, y que por el mantenimiento del sistema (euro) tenemos que pagar.

Continuar leyendoRESCATES PÚBLICOS

CRIMEN SIN CASTIGO

Sabíamos de los excesos cometidos por los financieros de casino, sabíamos que forzaron las normas contables para sacar de sus balances los riesgos, y también de su avaricia, de su engaño a todos los ahorradores y de sus consecuencias, pero no lo habíamos visto. Ahora tenemos la posibilidad de ver una obra maestra en su genero Inside job” (El trabajo interno), que narra la historia de ese crimen perpetrado por la élite de Wall Street, que nos ha conducido a la mayor catástrofe financiera desde 1929.

inside-job

El documental (corto) ha ganado un Oscar éste año, y sería bueno que lo pasaran no sólo por las salas comerciales, que también, sino por las Escuelas de Negocio, Universidades, Institutos y cuantos centros educativos estén dispuestos a regenerar el sistema. Escrito, dirigido y producido por Charles Ferguson, expone con inteligencia y rigor, abundante información sustentada en investigaciones y entrevistas.

El negocio especulativo y fraudulento que fue realizado por los presidentes de las compañías que controlaban Wall Street, en connivencia, o con la permisividad, de los altos funcionarios de la Reserva Federal, el Tesoro de los EEUU, o el propio Consejo de la Casa Blanca, con Busch de presidente, tiene nombre y apellidos: Alan Greespan, Robin Rubín, Larry Summers, Henry Paulson y Ben Bernake. Y un apartado especial, para Raymond McDaniel, presidente ejecutivo de Moody´s, elegido por la Comisión del Congreso de los EEUU, como caso de estudio por sus fallos abismales en la agencia de calificación ante la crisis. El cual sigue de presidente, y este año ha recibido un bonus del 157% más que años anteriores, y el resto de sus ejecutivos, cobra el doble que antes de la crisis, por el eficaz juego que están llevando a término del lobo feroz. Tampoco podemos olvidar al senador Phil Gramm, todos ellos impidieron cualquier intento de cortar con los métodos desreguladores. Por ello son exhibidos en el documental por su falta de previsión unos, y por su irresponsabilidad y cinismo el resto. En este documento queda al desnudo, lo que la élite del poder hizo o dejó de hacer.

Continuar leyendoCRIMEN SIN CASTIGO

Ciudadano y gasto público

Los medios de comunicación se están ocupando de que parezca que solo existe la posibilidad de seguir pagando la deuda pública a toda costa, están tan atrapados en el sistema, que carecen de la independencia para levantar voces de protesta. Se oyen pocas voces discrepantes, salvo las que nos llegan desde las plazas y los foros independientes, nuestro socio Antonio Escolar, expuso sus opiniones muy acertadas, sobre la deuda de algunos países de la UE, en este blog, hace poco tiempo.
Y no sería muy descabellado, iniciar una estructuración de la deuda de una forma organizada, con un concepto de deuda buena y deuda mala, para lo cual se tendría que abrir un proceso de análisis del origen, destino y aplicación de los fondos. Sería como un sistema de desagregación, para que todas las Administraciones Públicas, hagan su propio sistema de estrés y clasificar la deuda. ¿Por qué tendrían los ciudadanos griegos que padecer restricciones atendiendo deudas de unas administraciones corruptas? Y el ejemplo lo podemos extender a otras regiones de la UE.

Continuar leyendoCiudadano y gasto público