Reformas ¡Ya¡

 

 En España tenemos 8.116 Ayuntamientos, en Italia 8.101, en Francia son 3.879 cantones y 36.571 comunas, Grecia 1.034 (proyectan reducir a todos los menores de 10.000 habitantes), Bélgica 589, Alemania, 14.865 y Austria 2.351. Como podemos observar una estructura administrativa no muy acorde con las nuevas formas de organización y servicio a los ciudadanos. Son la expresión de una burocracia de siglos pasados, reforzada por un caciquismo local y conviviendo con un clientelismo político que ensombrece el sentir de los principios democráticos más esenciales.

Hace varias décadas Suecia y Dinamarca fusionaron sus municipios, dejándolos reducidos a 278 de los 2.281 que tenía Suecia, y Dinamarca pasó a concentrarlos en 98 municipios de 1.100 que tenían.  A Grecia se lo han impuesto en las medidas para concederle las ayudas y tienen que pasar de los 1.034 a 355 ayuntamientos.

Continuar leyendoReformas ¡Ya¡

Interrogantes sobre la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM)

   Ante las afirmaciones del Gobernador del Banco de España, de que en la CAM se ha hecho “lo peor de lo peor”, sería bueno reflexionar, por si tuviéramos la suerte de tener alguna respuesta coherente, en este mundo de esperpénticas situaciones. Las presuntas podrían ser entre otras las siguientes: ¿Quien nombró a los dirigentes, …

Continuar leyendoInterrogantes sobre la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM)

SOCIEDAD EN RIESGO

 Incertidumbre, inseguridad, riesgos, procesos de individualización, catastrofismo. ¿Qué vivimos en la actualidad? ¿Vivimos sólo por y para la crisis financiera? El futuro es otro camino, son nuevas normas, adaptar las existentes a la nueva realidad social y a las necesidades de cada tiempo. Hay que ponderar el excesivo peso que grava los mercados y sus …

Continuar leyendoSOCIEDAD EN RIESGO

Humanismo y los mercados

 El todo y ahora,  que Luther King, manifestaba en su famoso discurso ¡queremos todos nuestros derechos y los queremos ahora¡ con el paso del tiempo, y como consecuencia del auge del consumo, ha quedado devaluado, ya no se reivindican todos los derechos. Porque el mundo en sus cambios, ha transformado la conciencia, y en ese todo, ya no prima tanto la libertad, y además no tiene el mismo sentido que décadas atrás, porque nos hemos acostumbrado a convivir, con los marginados que mueren libremente por nuestras ciudades, y que libremente no tienen para consumir, y con los que libremente viven humillados y sin esperanza de que contemplemos su rostro de angustia. Hemos devaluado todos los derechos que a muchos ciudadanos no les atrae comprometerse con lo devaluado.

Hemos convertido al ciudadano en un perfecto “homo oeconomicus”, su individualismo está respondiendo a intereses, y ahora se le convence por la presión mediática, que sus intereses son los de los mercados. Los mercados salvaran a los ciudadanos, facilitándoles en la próxima burbuja ser otra vez un consumidor sistémico e individualista. El límite será su capacidad económica. Para ello solo hay que dejarse guiar, como buenos súbditos, en todo lo que dicten los que dominan la economía y las finanzas. Esta adhesión o conformismo, ya es una práctica habitual, no sólo de los ciudadanos sino de los políticos que nos dirigen en la UE.

Continuar leyendoHumanismo y los mercados